Grabar tú coro es una buena idea. Puede ayudarte mucho a mejorar, aunque no siempre es fácil es escuchar el resultado. Es duro escuchar nuestras propias imperfecciones y a menudo somos mejores críticos que interpretes. Pero si lo afrontas con ánimo positivo te dará información de cual es el resultado real de vuestro trabajo. 

Voy a explicarte algunas maneras sencillas de grabar tu coral comenzando desde el método más sencillo hasta el más complejo. Deberás escoger la que mejor se adapte a tus posibilidades y necesidades, siempre teniendo en cuanta de que hablamos de grabación no profesional. 

Lo primero es desechar totalmente grabar con el móvil. No lo hagas ni siquiera con los mejores de esa marca tan conocida. Te explico los motivos: el sonido no es estero (sino monofónico)  no tiene graves, los agudos medios están saturados, no hay profundidad ni espacio... ¿quieres que siga? Más que una grabación escucharás una pasta.

A veces los cantantes de mi coral hacen grabaciones con su móvil y tan contentos que están. Pero si realmente quieres que la grabación sea útil  y no engañarte con el resultado necesitas una de las siguientes opciones.

GRABADORAS PORTÁTILES

Grabadoras portátiles

Son pequeñas, te caben en la palma de la mano y las llevas en un bolsillo. Para grabar un ensayo o un concierto de manera rápida y práctica son ideales.

Ventajas: son muy fáciles de transportar e instalar. El precio es muy asequible (las hay desde cerca de 100 €). Tienen una calidad de sonido aceptable y te permiten extraer el audio para después editarlo en tu ordenador.

Desventajas:  los micrófonos van incorporados y en una posición fija que no puedes adaptar a tus gustos o necesidades.  No puedes cambiar ningún componente individualmente, es un bloque y si quieres mejorar el sonido, debes comprar una nueva (exceptuando las de gama más alta que ofrecen la opción de conectar tus propios micrófonos). Generalmente solo permiten grabar 2 pistas simultáneamente (o 4 como mucho) La calidad de sonido es buena pero no es profesional y aunque hoy en día vemos editadas todo tipo de grabaciones, no es lo ideal. A veces no son fáciles de situar con público, aunque hay soluciones para situarlo en un soporte de micros. Y, por último, si quieres hacer una edición cuidada, necesitarás extraer las pistas y editarlas en un ordenador. 

 

SI TE ESTÁ INTERESANDO ESTE ARTÍCULO, ¡SUBSCRÍBETE AL BLOG!

 

Las especificaciones de una grabadora portátil son muy variadas. Funcionan con batería, a pilas, corriente. Puedes trabajar con diferentes formatos de audio (wave, mp3, ogg...). Los micrófonos  que llevan  se disponen como ORTF o  A/B (ver gráfico abajo).  En general, cómo en todo, a más precio mejor calidad y más posibilidades. Te recomiendo que escojas una de entre las marcas de referencia como Sony, Tascam, Edirol o la más popular,Zoom. Así seguro que no te equivocas. 

Algunos consejos de uso:  escoge bien el formato de grabación. Si no tienes mucha idea, quédate con el standar de 44.1  khz y 16 bits. Por ejemplo, si grabas a 96Khz/24 bits  y luego el software que usas no tiene esa opción, tendrás un problema (no tiene difícil solución, pero puede que necesites ayuda).

Escoge muy bien el lugar donde colocas la grabadora. Si en un concierto la sitúas entre el público avisa  a los que están al lado de que permanezcan calladitos. La cantidad de reverberación también es importante en este caso pues si pones la grabadora muy cerca del coro se oirán las voces de una manera muy individual, pero si la alejas tendrás demasiada reverberación  y poco sonido de la coral.

CON TARJETA DE SONIDO Y ORDENADOR

Aquí entramos ya en el nivel superior, a medio camino de la grabación profesional. 

Grabación con tarjeta de sonido

Grabación con tarjeta de sonido

Micrófonos: necesitas dos para conseguir el sonido stereo, han de ser iguales y de tipo condensador (también conocidos como "de ambiente"). Unos tipo lápiz de patrón cardioide pueden ser los mejores para empezar. En la gama media-baja te recomiendo los Oktava MK12, RODE NT4 o Samson CO2 . Es imprescindible que los dos micrófonos sean iguales.

Hay muchas maneras de situarlos. A "grosso modo" mírate las tres que se dejo abajo. No hay suficiente lugar en este articulo para hablar de maneras de microfonar, de hecho hay libros y libros. Lo mejor es que hagas varias pruebas a ver en qué disposición te gusta más cómo suena. 

 

LA COLOCACIÓN DE LOS MICRÓFONOS

 

 

Tarjeta de sonido: es una cajita donde entran los micrófonos y que se conecta al ordenador por USB o algún otro tipo de conexión. Desde que la electrónica de consumo nos ha llegado, hay muchas en el mercado. Encontrarás de muchos precios y no es dificil conseguir alguna con buen sonido cerca de los 100 €. Para poder grabar un coro ha de tener como mínimo dos entradas de micrófono con alimentación phantom y salida para auriculares y/o altavoces.  Se controla por software desde el ordenador. Casi todos los modelos sencillos traen algún programa para grabación ya sea de regalo, de prueba o limitado. 

OTROS ARTÍCULOS QUE PUEDEN INTERESARTE

 

Ordenador: es donde conectaremos la tarjeta de sonido. Cualquier ordenador portátil de gama media tiene hoy en día tiene suficiente potencia para hacer y editar una grabación . No se necesita ninguna especie de conexión especial, exceptuando la que pida la tarjeta: Las más comunes son hoy en día  USB2, USB3 o Lightning (Apple). No aceptes conexión Firewire que está obsoleta y no se fabrica más.

Auriculares: una de las normas básicas de la grabación es escuchar en tiempo real lo que estas grabando (técnicamente se llama monitorizar). Este es un punto crítico en la grabación para  poder saber si estas tomando las decisiones correctas en cuanto a colocación de los micrófonos. Te recomiendo que no uses auriculares que valgan menos de 80 €. Lo mejor es que te cubran los oídos  y completamente cerrados (over ear) para aislar. Un error común es escuchar con los auriculares del móvil. 

Software: posiblemente tu tarjeta de sonido, según la marca, trae alguno sencillo. Si no es así, puedes usar Audacity  que es el más conocido. Yo personalmente te recomiendo Magix Music Maker. La versión gratuita tiene suficientes recursos cómo para grabar y editar varias pistas de música coral sin ningún problema.  

AL FINAL

Una vez hayas hecho la grabación deberás editar, mezclar, masterizar y entregarla en un formato de audio como wave (mejor calidad) o mp3 (para Internet, por ejempo).

Esta es solo una muy pequeña introducción al maravilloso mundo de la grabación.

Piensa bien cual es la opción que más te conviene antes de hacer una gran inversión. Es muy importante que tu equipo esté equilibrado. De nada sirve tener unos micrófonos carísimos con una mala tarjeta.

Si te interesa que añada más artículos ampliando estos temas escríbeme a info@insitumusic.com o deja un comentario.

 

Antonio-Velasco-InSitu

© Antonio Velasco Polonio 2017, compositor, técnico de sonido profesional y productor en InSitu grabación y edición musical www.insitumusic.com.